6 mar. 2017

Campeonato Regional Ludus Belli Móstoles.














Saludos, seguidores de ambos lados de la Fuerza. Hoy os traemos el report del Regional que se celebró en Móstoles el pasado mes de febrero y que dejó sensaciones muy positivas, como es habitual, sobre el juego y su gente. Como siempre, todo lo que queráis saber, tras el salto.


Siempre es una buena noticia que una nueva tienda decida apoyar a SW LCG y a su comunidad. Con esta premisa y con toda la ilusión que ello comporta afrontamos el Campeonato Regional celebrado el 25 de febrero en Móstoles, en Ludus Belli. Con lo de nueva nos referíamos a nuestro juego, porque esta tienda lleva existiendo ya unos cuantos años y atesora un buen historial en la organización de eventos de todo tipo de juegos.

Ludus Belli. Buscadla en Móstoles, que mola.


 Desde el Valle del Jedi queremos expresar nuestro agradecimiento a Tomás no sólo por su disposición a acoger este campeonato, sino también por haber accedido a cambiar la fecha originalmente pensada para así no interferir en nuestro Save the Dream! También es justo que toda la comunidad agradezcamos a Kylar su mediación con Ludus Belli para que este Regional pudiera llevarse a cabo.

Terminado el más que merecido capítulo de agradecimientos y reconocimientos, pasaremos a analizar el torneo propiamente dicho, que contó con dieciséis participantes. Para no alargarnos en el significado de esto, resumiremos la conclusión que nosotros ya sabemos y que sería importante que se fuera conociendo a lo largo y ancho del mundo; bueno, con España vale: somos una comunidad pequeña pero fiel y, sobre todo, muy seria. Si decimos que vamos a un torneo, cumplimos. Así que los números se mantienen. Como siempre, faltaron algunos habituales (no se puede estar siempre en todo) como Rafa, Noel y Alberto. Tampoco esta vez pudieron venir Klaital ni Dante que sí nos acompañaron en el de Carranza. Pero tuvimos una nueva incorporación, Dohko, y una expedición de fuera, concretamente desde Valencia, Jabaron, que casi todos los años suele hacernos alguna visita para cruzar mazos. Así que de nuevo gran ambiente, mucha alegría por las nuevas o no tan habituales caras, pero también por ver que año tras año los mismos jugadores seguimos sentándonos a las mesas en una comunidad consolidada y, en mi opinión, ejemplar.

El metajuego del torneo vino definido sin duda por el increíble ascenso experimentado por la facción de Escoria y Villanos en los últimos meses. Esto no era nuevo, ya que no había salido ningún pack desde el anterior Regional de Carranza, pero varios factores confluyeron para erradicar, prácticamente, el mazo de Navy Cerda de este torneo. Así pues, como veis a través de los gráficos, el dominio verde fue casi absoluto, y la segunda facción preferida fue Sith, ya que alguno de los mazos que llevaban la carta de facción imperial eran, en realidad, mayoría Sith (sobre todo Palpi Navy, ya sabéis, el mazo construido en torno al Palpatine de Endor y el Disparo de Superláser). Nada de esto se sale del esquema previsto antes del torneo.




Sin embargo, en el Lado Luminoso costaba más hacer previsiones: ¿seguirían los jugadores apostando por la seguridad de los mazos Jedi puros? ¿Habría alternativas arriesgadas en previsión de la ausencia de mazos Navy Cerda? Bueno…para empezar diremos que el Lado Luminoso pareció teñirse un poco más de amarillo que de costumbre. La facción de los granujas igualó, prácticamente, a la de los (estirados) caballeros Jedi. Y además diremos que ¡Han & Chewie are back! Creo que el torneo se resume en eso: todos los mazos contrabandistas llevaron a la famosa pareja de contrabandistas, bien en su versión más moderna (la del objetivo Nada comparado con un buen bláster) como en la clásica combinación de Contactos cuestionables y Deuda de vida wookie. Quienes prefirieron la primera opción buscaban, seguramente, la velocidad del golpe apuntado de Han, la posibilidad de complicar al DS el llevarse la Fuerza gracias a Chewbacca y la inmunidad que da la Pistola Bláster DL-44 frente a, por ejemplo, un ¡Capturado! y esas cosas sucias. Los que llevaban la combinación clásica (la mayoría) buscaban la truja (recordemos esos Embaucar, Estafa, Agentes de la Ciudad de las Nubes y demás…) y la potente habilidad de Chewbacca que es capaz de barrer molestas unidades de un plumazo. También se ha notado un repunte del Confía en mí, no sólo por ese Lando tan desestabilizador sino sobre todo por la posibilidad de anular los durísimos eventos de la Escoria. Y no olvidemos que en un contexto en que hay una carta que da tantísimo a esta facción (las Celdas Reforzadas para esclavos, que aportan un punto más de vida al objetivo mejorado, un recurso y activan la habilidad de Dengar) ese Saboteador que puede petársela sólo por bajar se ha revalorizado bastante.



Mi experiencia personal en esta ocasión fue un quinto puesto, empatado a puntos con Raxar pero fuera del top por resistencia. Si te tiene que pasar esto en un torneo, siempre es agradable que sea con alguien como Raxar, no sólo porque es uno de mis maestros sino porque es de esas personas que se merece estar en el top. Los otros tres fueron mi socio Saibot y los dos “herederos”, Kylar y Soseth, así que fue un casi pleno del Valle. ¡Enhorabuena chavales! Para sentirse orgulloso.






Y precisamente fue con Raxar con quien empecé el torneo. Igual que lo de antes lo he dicho con el corazón, con la misma sinceridad diré que no es alguien con quien quieras cruzarte el primero en un torneo (ni el último, ni en medio, que últimamente arrasa). Empecé con la Oscuridad, con mi mazo Scum, y el Master me lo puso difícil con sus súperamigos. Me comí un reportazo, pero necesitaba arriesgarme porque me estaba ganando la Fuerza y había que acelerar un poco el dial. De todos modos fue un riesgo calculado porque yo tenía un Oficial Corrupto en la mano y sabía que él tenía un Halcón, así que imaginé que lo bajaría y al menos ese golpe podría pararlo. Además tendría recursos suficientes para rehacer mesa pronto gracias a Jabba y su habilidad. Gané, pero no fácil. La segunda partida no tuvo mucha historia porque el mazo amarillo me escupió y apenas pude bajar unidades mientras sus Sith hacían literalmente lo que querían. Al final 3-3 y me sobró tiempo para ir a por una Coca-Cola (véase la rapidez de la segunda partida).

Mi segunda ronda fue con Ikari. Empecé con la luz y he de reconocer que esta vez fue como la seda, mientras que su mazo verde parecía no terminar de arrancar. Tuvo algún turno sin poder bajar unidades, y yo me cebé, la verdad. La segunda fue otro cantar. Siempre digo que cuando en un torneo la partida que más has disfrutado es una que has perdido es que ha sido un gran torneo. Y fue el caso. Partida apretada, reñida, que por momentos parecía estar decidida pero siempre había algo que lo evitaba. Al final, me comí otro reportazo (creo recordar que salió con dos Confía en mí, y necesitaba eliminarlos para poder jugar eventos) pero aún así la partida parecía no inclinarse de su lado de no ser porque robó un No te pongas nervioso que le dio las explosiones necesarias que no tenía en mesa. Otro 3-3, agotador y muy, pero que muy, divertido.

En tercera ronda me tocó con Kolvian. Es un jugador que está empezando pero que lleva un buen ritmo de juego y la experiencia me ha demostrado que no hay rival pequeño en este juego y que cualquiera puede ganar a cualquiera. Me preocupaba esta circunstancia porque necesitaba un 6-0 para seguir con opciones, y su mazo Jedi podía ser muy correoso ganándome  la Fuerza. Por suerte, no le quiso mucho y no robó recursos, por lo que sólo podía bajar un personaje por turno y fueron presa de mis despiadadas trujas verdes. La segunda partida no tuvo ninguna historia porque el mazo Sith le escupió en la cara pero a lo bestia, así que mis granujas se encontraban el terreno libre en casi todos los ataques. 6-0 y a por la última.

Y allí me esperaba Beeckamm. Tenía tres imágenes de él: la primera, haciéndome un 6-0 en la primera Liga de Carranza que me estuvo doliendo una semana entera; la segunda, su magnífica actuación en el Resurgir de octubre. Y la tercera, saber que venía con un mazo de Naves insignia rebeldes de esos que, o no hace nada, o te vuela objetivos hasta de la pila de descartes. La partida empezó muy dura para mí, porque sus naves no eran objetivo para muchos de mis eventos, los que me valían no salían, y tampoco me llegaban los tácticos necesarios para bloquear su naves. Al menos ganaba la Fuerza, eso sí, pero empezaba a darme en la nariz que a este ritmo de daños eso no me salvaría. Entonces vino una edge catastrófica para mí: me comí un Giro del Destino que no imaginé que llevara su mazo, ya que no había visto ninguna carta del set de Dodonna. Apenas pude rehacerme de ese palo, aunque pude capturar un Yoda. Al final con el dial a 8 y tras haber juntado él en mesa mucha potencia la suerte se puso esta vez de mi parte. Él atacó con todo lo que tenía, excepto un nudj, al objetivo que yo tenía dañado, seguramente viendo la victoria si ganaba la edge. Yo pude cancelar las explosiones de su Home One con el segundo Oficial Corrupto de mi mazo. El resultado fue que él no me rompía el que hubiera sido el tercer objetivo (por una explosión, eso sí) y se quedaba con el nudj para defender y una carta en la mano. Con el dial a 9 yo necesitaba romper el tercer objetivo o sabía que estaba muerto en el siguiente turno. En la mesa las explosiones de  Ponda Babba; necesito robar algo con dos explosiones, y además que me quede suficiente edge para superar el Yoda que él tenía en mano (lo sabía porque lo había rescatado un par de turnos antes al volarme un objetivo). No me puedo quejar, ya que robo una araña, a Zuckuss  y me queda una edge de nueve, si no recuerdo mal. Partida igual de entretenida que la de Ikari (con la diferencia de que esta la gané). En la segunda hago mulligan después de robar una mano sin unidades y robo otra mano sin unidades. En la fase de robo me viene un Chewbacca  que será mi única unidad durante tres turnos. Así que con bastante claridad pierdo la partida. 3-3 y a confiar en la resistencia que, en este caso, no me fue propicia.






Aun así, termino con unas sensaciones más que buenas, por mi juego casi sin errores (tal vez asumiendo algunos riesgos necesarios) y por recuperar el feeling que parecía haber perdido en los últimos meses con el juego. Además , siempre nos quedará el paralelo que parece haberse convertido en mi especialidad. Gracias a Ludus Belli por la organización de este evento y por apoyar a este juego que se lo merece. Y gracias, nuevamente, a la comunidad que hace de los torneos de SW LCG algo siempre especial. Por supuesto, enhorabuena a Saibot, que al final se alzó con la victoria en este torneo. Nos vemos en el próximo.



Saibot, ganador del torneo, posa con Tomás de Ludus Belli,
y con su trofeo.


3 comentarios:

  1. Así se disfrutan los desayunos con un buen reportaje de un torneo. Totalmente de acuerdo en que esta comunidad es la p**** en vinagre uno se siente en familia (bueno quitando que algunos tenemos lazos familiares) y espero que la comunidad aguante así.

    Y Saibot dónde vas a guardar tantos trofeos? jajajajaaj a nivel de cristiano tiene que estar tu casa

    ResponderEliminar
  2. ¡Ese Saibot! Felicidades Valle!

    ResponderEliminar
  3. Excelente articulo, tanto los comentarios generales como la "review" personal del torneo.
    Era mi primer torneo "oficial" importante y he de decir que con un gran ambientazo, disfrute total (aunque en algún momento de la sobremesa fuera necesario más de un café) y totalmente de acuerdo con nuestra partida en particular...en alguna de estas me tendré que llevar una toalla para limpiarme tanto escupitajo de mazo :(
    Un placer seguir aprendiendo con vosotros!!

    ResponderEliminar