16 abr. 2018

Regional Ludus Belli 14/04/2018














Saludos seguidores de ambos lados de la Fuerza. El pasado sábado 14 de abril se celebró en Ludus Belli el último Campeonato Regional de SW LCG en Madrid. Fieles a nuestra costumbre, El Valle del Jedi estuvo ampliamente representado y os dejamos el report del evento, a la espera de tener listos los vídeos que pudimos grabar de las partidas.





Resulta muy curioso, pero cuando lo pienso ahora me doy cuenta de que para nada tuvimos la sensación de que era el último Regional, y a la sazón el último torneo de OP oficial de SW LCG. A estas alturas cualquier análisis me parece confuso: pasamos de intentar impulsar y revitalizar el juego con el BOFT a quedarnos con la boca abierta cuando FFG anunció el fin del juego. Muchos dirán que era la crónica de una muerte anunciada, pero también muchos lo han querido matar desde que salió. Así pues, aunque no fuéramos muchos los que estábamos comprometidos con el juego en octubre, noviembre o diciembre, ha sido inevitable tener la sensación de una desbandada, de una pérdida de interés en algunos casos repentina por el juego. Esto ha llevado a que los últimos torneos los hayamos jugado un grupo no muy nutrido pero sí fiel, demostrando que lo que nos gusta es SW LCG y no los premios ni la gloria de quedar bien situados en un torneo con muchas personas. También hay que señalar que FFG tuvo mucho cuidado de anunciar el fin del juego cuando ya se habían encargado los Regionales, no fuera a ser que alguno se lo pensara por aquello de que el juego no tendría futuro ni Nacional etc. Así pues, cuando desde El Valle impulsamos el Regional en Ludus no imaginábamos que sería el último, pero sí que nos comprometimos a cubrir el coste completo del kit. Por ello, y ante la experiencia de los otros dos regionales anteriores, con cancelaciones de última hora, gente que decía que jugaría y a la hora de la verdad no se supo de ellos... y que nos dejó ante la desagradable situación de tener que pagar costes desorbitados por la inscripción, decidimos fijar para Ludus una inscripción previa que comprometiese a acudir al evento, sin sorpresas de última hora.





Con este sistema fuimos nueve jugadores los participantes, pero al menos lo sabíamos desde días antes y podíamos hacer cuentas de dinero, rondas y demás circunstancias del torneo. En este punto cabe agradecer una vez más a Tomás de Ludus Belli que nos dejara su tienda para jugar este torneo, que encargara el kit de Regional y que además montara de forma gratuita un paralelo con kit de torneo para los que no se clasificaron en el top. También es un buen momento para decir que echamos de menos a Ikari, que ya nos había avisado semanas antes de que no podría venir por tener un compromiso para esa fecha, y a Soseth, miembro del Valle, que iba a jugar su único Regional pero al que factores laborales le impidieron estar con nosotros.



Algunos momentos de la primera ronda


El hecho de ser impares siempre tiene el inconveniente del bye, y en esta ocasión el primero me tocó a mí. Muchos piensan que son seis puntos by the face, pero yo siempre he odiado los byes porque a mí lo que me gusta es jugar. No obstante, es lo que había y me lo tomé con humor, porque ésa fue la nota predominante en todo el torneo: el buen humor. Creo que el ambiente fue inmejorable, estábamos muy relajados, se notaba que jugábamos entre amigos y que estábamos contentos de poder compartir la experiencia. Personalmente diré que me hacía ilusión que Alatriste hubiera podido venir, ya que es un gran amante del juego y un habitual de las Ligas, aunque por circunstancias vitales lo de los torneos de fin de semana lo tiene más complicado. Hay que decir que su simpatía y su inseparable Legión 501 le dan un toque especial a los torneos cuando acude.







Concentración, risa, cansancio...¡SW LCG!

Cuando anunciaron la segunda ronda me tocó jugar con Roshpenin. Él llevaba mazo de ewoks con May the Force; supuse que no llevaría Lazos de Sangre y eso en parte me tranquilizó, pero cuando salió con dos Guerreros del Bosque y me destruyó un objetivo en el primer turno pensé que no tenía ningún motivo para estar tranquilo. Tuve claro que mi principal objetivo tenía que ser acabar cuanto antes con esos dos objetivos, que junto a Logray son la clave de cualquier mazo de ewoks. Hice un ataque dejándolos muy dañados, y en su turno logré aguantar ganando la ventaja (lo que evitaba que sus ewoks tuvieran explosiones y tácticos) y además twisteando un Logray en la edge. En el tercer turno conseguí destruir ambos objetivos, con lo que además de acelerar el dial eliminé la mayor amenaza de su mazo. También me ayudó mucho tener a Zed en mesa desde el inicio, ya que hacía inútil la principal habilidad de Logray. Finalmente hice buena mesa y con dial a nueve pude romperle el tercer objetivo y ganar. La segunda partida se preveía complicada, puesto que él jugaba Navy Cerda y Tarkin tocó mesa en turno uno, aunque el gran enemigo en realidad fue el tiempo, pues la ronda terminaba. En el último turno de la luz decidí no bajar nada para poder pagar la Doctrina Tarkin y para cancelar el blanqueo de Tarkin con un saboteador de Cassian. La pena es que tenía una fate de Aliados por la Necesidad pero era imposible utilizarla ya que tenía tres unidades Jedi (Skyhooper, Azul Nueve y Yoda) y una rebelde, la Independencia, pero no había combinación posible entre ellas que me permitiera ganar usando la fate, ya que tenía que romper los tres objetivos. Finalmente creía ver la manera si ganaba la edge en el primer ataque, cosa que hice, pero me había empeñado en ver que la Independencia tiene cuatro explosiones donde en realidad sólo tiene tres. 4-1 para mí y entonces Saibot me desveló que podía haber hecho esa explosión que me faltaba si me hubiera acordado que cuando una partida se acaba por tiempo dura hasta el Duelo de la Fuerza, que podía haber ganado con el May the Force, recuperar el Memories of Home, jugarlo y hacer estallar ese tercer objetivo con la reacción del Skyhooper.





La tercera ronda fue precisamente contra Saibot. La primera partida no tuvo mucha historia, ya que él jugó oscuridad y yo de nuevo luz y me salió todo rodado, mientras que él en el segundo turno optó por jugar un Palpatine en vez de Zekka y otra cosa y yo me llevé por delante a ese Palpi destruyendo un objetivo y dificultando mucho las cosas a sus intereses. Además cuando él bajó ese Zekka yo estaba en condiciones de que no me importara mucho, ya que tenía un Saboteador y la posibilidad de destruir su Pelea de Bar para evitar matar al bicho. La segunda estuvo reñida, y creo que a ambos se nos fue un poco la cabeza en algún momento, porque recuerdo una última jugada especialmente intrincada en la que empecé creyendo saber lo que él quería hacer, luego me despistó completamente, y de pronto me vi jugando una edge que yo pensé definitiva, pero que, a pesar de ganarla me dio igual porque él ganó la partida. Una locura de esas que hacen grande y realmente divertido este juego.
Y la última ronda con Berith. Ya un clásico de los últimos tiempos de SW LCG, porque además es raro que ella falte a un torneo, y si no está pues no es lo mismo. Siempre me divierto mucho cuando ella está al otro lado de la mesa, y solemos tener partidas tensas, aunque ésta la jugamos extrañamente relajados. No recuerdo demasiado detalle, salvo que ella empezó con luz, y tuvo una de las mejores combinaciones de objetivos posible: May the Force, Wookie Life Debt y Asteroid Sanctuary. Por desgracia yo salí fuerte, con Sector Lockdown (así como solamente vi a Vader en una partida, este objetivo creo que me salió en todas) y el evento que trae, y empecé a descartarle wookies, maté a Yoda en el primer turno (también me resulta curioso la cantidad de Yodas que maté en este torneo) y dejé pasar a un Halcón en el segundo porque tenía un Yularen en mano. Vamos, que lo mío fue rodado y ella en el tercer turno apenas podía jugar mains porque tenía al menos una copia de cada uno en el descarte. Al final 6-0 y a comer para jugar el top por la tarde.

Momento fantástico el de la comida


Sobre el top no hablaré mucho ya que hay partidas grabadas, como de costumbre, y es mejor que lo veáis vosotros mismos.





Solamente me queda agradecer a todos los participantes que una vez más hayan demostrado su compromiso con SW LCG, que hayan hecho posible pasar un día tan agradable y divertido en torno a este juego que nos encanta. Y en el terreno de lo personal, agradecer a Saibot, maestro, socio y amigo, que me diera los ánimos, la confianza y la tranquilidad que me permitieron disfrutar tanto este torneo y, a la postre, ganarlo.


Larga vida al Valle. ¡Soseth te necesitamos!

1 comentario:

  1. Y yo os necesito a vosotros. Espero que nos veamos en breve

    ResponderEliminar