19 mar. 2018

En busca de droides perdidos...














Saludos, seguidores de ambos lados de la Fuerza. Seguramente muchos habréis imaginado, por el título de la entrada de hoy, que vamos a hablar de cierta arqueóloga que se ha colado en el universo SW últimamente. Veamos de lo que es capaz...


La Dra. Aphra es uno de esos personajes que han irrumpido en el nuevo canon de SW a través de los cómics. Reconozco que no soy gran seguidor de la obra editorial de Marvel, puesto que una tras otra las series sobre SW que ha sacado me han decepcionado y aburrido a partes iguales. A nuestra querida Doctora la conocí a través de la serie Vader Derribado, y a decir verdad no tenía ni la más remota idea de quién era. También debo decir que cuando vi que se convertía en un main de SW LCG y que incluso era tema de un tapete me indignó, pues me pareció un intento descarado por colar un personaje insignificante en nuestro juego para así vender más cómics. Mi indignación era aún mayor teniendo en cuenta que buenos personajes como Baze Malbus o K-2SO no tenían, ni tendrán, su representación en SW LCG. Y esa indignación se volvió ira homicida cuando también nos colaron a sus malditos droides, que quizá a los mismos guionistas que inventan historias descabelladas y aburridas para los cómics les parecen graciosos, pero que a mi personalmente no me hacen ni puñetera gracia. En resumen, me dije a mí mismo que Aphra y sus estúpidos compañeros se quedarían a buen recaudo en el archivador al igual que sus cómics cogerían polvo en las estanterías de las tiendas. 

Aquí encontraréis a Aphra, sus droides y
otros conocidos del juego.



Por suerte cambiaron dos de mis percepciones: una, hacia Aphra, que empezó a parecerme un personaje más interesante (no así sus droides que siguen resultándome cargantes), la otra, hacia los sets que incluían a estos personajes. Es conocida mi pasión por la facción Sith, así que me apetecía probar todas sus posibilidades. Me molesta que haya sets Sith que nunca he jugado. El de Aphra está claramente pensado para mezclarse con otras facciones, aparentemente con Scum, ya que la propia Aphra tiene una correspondencia de recursos con esa facción, y la carta de facción Promesa de Poder (Escoria y Villanos) permite quitar una ficha de concentración a una unidad después de la recuperación, algo que parece estar directamente relacionado con la habilidad de Aphra que exige ponerle dos focus. Pero si miramos al resto del set, encontramos que puede mezclarse de forma efectiva con lo que sea, pues el objetivo solamente pone como condición que la carta jugada no sea Sith (lo que permite activarlo con cualquier carta neutral, y el set lleva dos), tiene una mejora de recursos con la palabra clave Influencia, y la fate de Aliados por la necesidad. Así pues mezlcar Aphra con Scum no tiene por qué ser necesariamente la clave del asunto. ¿Cuál es entonces? Los droides. Es algo que podemos ver mirando la habilidad de Aphra, su compañero de set y su evento. Esto nos lleva inmediatamente a pensar en los droides asesinos, los IG-88 y lo que sigue. Y como éstos son de facción Escoria, todo parece encajar. 

Como dice IG-88B, un buen cañón siempre ayuda...


En los días previos al Balance, bueno, tal vez en los meses, los cerebros privilegiados del Valle (entre los que no me encuentro) parieron esta creación (mi memoria me hace atribuírsela a Gylderon, si me confunde espero ser perdonado):

Facción: Escoria y Villanos. Promesa de Poder

1x La red del Emperador (23)
2x Nave estrellada en Tatooine (82)
1x La revolución de los droides (188)
2x Arqueología Clandestina (263)
2x Ejército de Vader (267)
2x Asesino automatizado (274)

Para empezar nos encontramos con un mazo lleno de droides: diez (sin contar los únicos que van por dos) de las dieciocho unidades del mazo son droides, y de las que no lo son recordemos que una es Aphra que interactúa con ellos, otra es Palpatine, que siempre es bueno, y luego tenemos jawas, guardias del Emperador y sandcrawlers. Así que muchos droides y los que no lo son no dejan de ser buenas unidades. El mazo se reparte a partes casi iguales entre unidades Sith, Scum y neutrales, lo que hará más fácil activar cartas como el objetivo de Aphra o las fates Aliados por la necesidad. Lleva además ocho cartas de recursos, dos con Influencia y dos de facción Scum, aunque aquí es preciso señalar que la Fábrica de droides olvidada es única. Así pues, nos encontramos con un mazo bien equilibrado, con sinergias en torno a los droides y con trucos poderosos. Un mazo muy divertido de jugar, y que puede dar muchas victorias, aunque quizás vaya un poco justo. Fue precisamente esa sensación de no ser lo suficientemente fuerte, o estable, lo que nos llevó a plantearnos otras posibilidades. Nos disgustaba especialmente que no fuera de reserva 7. El problema es que la única mezcla de Sith con reserva 7 era con Navy. Manteniendo el núcleo de Aphra y sus droides (es decir, Arqueología Clandestina y Ejército de Vader) ¿se podría hacer un buen mazo Sith Navy de reserva 7?

Pues hombre, si hay que hacer droides para el Imperio, aquí
está Mohc. Y para hacer de mayordomo de Batman también.


No recuerdo exactamente el núcleo del que partió Gylderon para crear el mazo ni el proceso de creación, pero sí recuerdo los testeos que llevaron a su perfeccionamiento. En este caso sí que fueron a poco menos de un mes para el Balance, y el resultado final fue éste:


Facción: Sith. Ejecutores Galácticos

2x La red del Emperador (23)
1x Misión de reconocimiento (36)
2x El proyecto Soldado Oscuro (101)
2x Lealtad Forzada (180)
2x Arqueología Clandestina (263)
2x Ejército de Vader (267)
1x Prisioneros en los bloques de detención (268)

Se trata de un mazo que destaca, en primer lugar, por la cantidad de daño que puede llegar a hacer. Tiene muchas pistolas, tantas como veintidós negras y dieciséis blancas, pero además llama la atención por los cinco Fragor de la Batalla que contiene. Eliminar unidades enemigas puede llegar a ser fácil con tanto poder. Además de esto tampoco va mal en cuanto a tácticos, y tiene mucha edge (noventa y una burbujas de Fuerza). Está pensado para ser agresivo no en cuanto a destruir objetivos del rival, ya que de explosiones no va muy sobrado, sino en cuanto a destruirle unidades. Que cada vez que quiera atacar se encuentre con un muro de pistolas tan sólido que tenga miedo. A fin de cuentas, el Imperio y los Sith gobiernan por el terror. Diez cartas de recursos harán más que posible la construcción de ese muro. Y por si acaso alguien pasa, ahí está Yularen y sus Puños Imperiales para devolver el golpe. Se trata de una baraja más sólida que la Sith-Scum, más seria, diría yo. Me gustó tanto verla en acción que fue la que elegí para el que iba a ser mi torneo más importante del año y quién sabe si, por las circunstancias, el más importante de mi trayectoria en SW LCG. Fue mi mazo para el Balance of the Force, y no me puedo quejar, pues me fue bastante bien. Todavía hoy me sigue gustando y aunque esté probando cosas que nada tengan que ver con Aphra ni con droides, es probable que lo vuelva a recuperar pronto. Probadlo y divertíos con cosas diferentes. SW LCG está lleno de posibilidades. Que la Fuerza os acompañe. 

Hemos puesto la ilustración de Destiny sólo por joder...


1 comentario:

  1. Disculpad la tardanza. Me ha gustado el artículo y el mazo sith-navy pienso probarle ya que tiene pinta de divertido. Durante una época estuve en bisca de un mazo driode que funcionara y me quede con las ganas. Eso sí siempre probé sith-scum pero no jugaba a gusto con él. Gracias por el artículo!!

    ResponderEliminar