11 jun. 2018

Birmingham 2018. El viaje de unos héroes.














Saludos, seguidores de ambos lados de la Fuerza. Como todos sabéis, hace poco que se celebró la UK Games Expo en Birmingham y, con ella, el Campeonato Europeo de SW LCG. Nuestra última gran cita oficial. El equipo del Valle casi al completo con nuestros amigos echamos un par de camisetas de recambio y muchas cartas en la maleta y nos fuimos para allá con la ilusión de estar presentes en uno de los más grandes eventos relacionados con el juego. Ésta es la crónica que nos deja Darth Vid sobre aquella experiencia.



Lo primero que habría que preguntarse es qué puede mover a una persona a la que le da una pereza mortal cualquier viaje, y más si implica las molestias que supone coger un avión y marcharse al extranjero. Podríamos decir que la fuerza... la fuerza de la amistad y de las ganas de disfrutar de un juego que nos ha dado tantos momentos de diversión que ya no podemos contarlos. Cuando supimos que SW LCG llegaba a su fin, y que no habría más torneos oficiales, la posibilidad de hacer el esfuerzo económico y familiar para acudir al Europeo comenzó a sobrevolar como un Jubba sobre los iconos de combate de un personaje enemigo (sí, lo sé, comentario mega forzado). Ya el año pasado habíamos sopesado la posibilidad Saibot, Gylderon y yo pero finalmente ninguno pudimos. Yo siempre tuve claro que era una experiencia que merecía la pena vivir con amigos, con la gente con la que practicas mazos, hablas horas y horas del juego, quedas según tienes la mínima oportunidad para tocar un poco los cartones... y por eso lo que al principio fue solamente un murmullo, fue creciendo hasta convertirse en una realidad: Gylderon, Saibot, Kylar, Soseth y yo acudiríamos al Europeo, y no lo haríamos solos: Balion, Erebus, Ovión y Berith estarían también en la expedición. No podía comenzar mejor esta aventura. Solamente tendríamos que echar de menos a Kvothe, al que sus compromisos personales le impedirían sumarse a nuestro grupo.
Rápidamente nos movilizamos, realizamos los necesarios pero aburridos trámites necesarios para un viaje (vuelos, alojamiento etc.) con los que no os aburriré y Birmingham 2018 se convirtió en una realidad para nosotros.



El pase para el evento. Todo el finde colgadito del cuello.
Una de las cuestiones más importantes para resolver antes del viaje eran los mazos, obviamente. La entrada en vigor de la última lista de restringidas había capado la que era sin duda nuestra primera posibilidad en LS: Skylander. Un mazo que conocéis muy bien ya que lo habéis visto en acción en varios de nuestros vídeos. Pero ya no se podía llevar reserva 7 con May the Force. El creador del mazo, Gylderon, dio por finiquitado el invento, y comenzaron a explorarse otras posibilidades para poder seguir llevando el May, como un 5/5, que era lo que más se aproximaba al modelo original, y otras combinaciones que, en mi opinión, se alejaban mucho del propósito. Yo, por mi parte, aún confiaba en el mazo, puesto que lo había jugado en ocasiones sin ver el May y para mí sus puntos fuertes residían en otras mecánicas. Es evidente que sin Yoda y su set (que para más recochineo nos iban a dar promo en el Eurpeo xD) Skylander perdería algo de fuelle, pero aún así seguía siendo mucho lo que podía ofrecer. Así pues, había que sustituirlo por un set Jedi que nos proporcionara la posibilidad de ganar la Fuerza y, a ser posible, de forma barata. La opción lógica era rescatar Lazos de Sangre del olvido, y así fue como nació Skyleiander. El mazo me convenció en los testeos que hicimos, y así descarté a los ewoks, pues me siguen pareciendo muy circunstanciales (o todo o nada) y mi querido mazo de Peludos y Peligrosos, al que veía demasiado lento en arrancar, y sin conocer el meta al que te vas a enfrentar me resultaba demasiado arriesgado.
En el DS las dudas giraban en torno a dos mazos que ya conocía bien: Guri-Navy, pero cambiando a Zekka por Krrsantar, y Zader, es decir, el mazo que jugó Saibot en el Regional de GenX Carranza. La balanza se inclinaba a favor de Zader cuando en un último testeo Kylar y yo nos planteamos cambiar a Zed por algo más bruto... y siendo Navy, él pensó en los infames Gladiadores. Y así nació el mazo DS de Birmingham. 
Con los mazos claros desde mediados de mayo, solamente quedaba esperar que llegar el día del viaje. Y llegó. Fue mortal, porque yo tuve que hacerlo en solitario por motivos de horario laboral, pero gracias a una práctica milenaria que me enseñaron los ancestros y que yo trato de transmitir a mis aprendices con éxito desigual, las seis horas de viajecito se hicieron más llevaderas. Sí, me refiero a la técnica de la lectura...
Una pésima noticia sacudió, no obstante, la emoción de encontrarme allí con los amigos. Soseth y Erebus tendrían que volver a Madrid precipitadamente por un problema que les surgió. Todos nos sentimos apesadumbrados porque sabíamos que no iba a ser lo mismo sin ellos, pero al menos pude disfrutar de su compañía la primera noche y darles un fuerte abrazo y cenar con ellos.




Ricas y picantes pizzas hicieron las delicias del personal...

Y así llegó el gran día. Por primera vez jugábamos un Campeonato Europeo oficial (iba a decir "y por última" pero supongo que ya todos lo tenemos claro, así que no daré la tabarra con el tema). He de decir que el lugar resulta impresionante: por fuera no me parecía más que un local comercial como los que hay en las estaciones del Metro, pero una vez que entras se abre un inmenso espacio similar a los pabellones del IFEMA, y sólo alcanzábamos a ver la parte de las mesas de juego, ya que la exposición y venta de juegos estaba al otro lado y ocupaba un área similar. Digno de ver, sin duda, y emocionante para los que estamos de alguna manera en este mundillo de los juegos. Y lo primero que hicieron los amigos que me acompañaban fue rellenar las hojas de mazos, lo cual me tranquilizó bastante porque al menos no solamente esperan al último momento en los torneos que organizamos nosotros xD. Además allí se nos unió Pavel, al que siempre es un placer tener con nosotros.


No hay que perder las ¿buenas? costumbres...
Finalmente seríamos 45 jugadores. Nunca había jugado un campeonato con tanta gente, y me encantaba la idea. Mi experiencia en el torneo propiamente dicho fue desigual en cuanto a resultados, discreta diría yo, pero no por ello dejé de divertirme. Comencé fuerte, ganando las dos primeras partidas por 6-0. En la primera controlé bastante bien con el DS, aunque el tiempo me apremió después al jugar con la Luz. Una suerte que el mazo pueda resolver tan rápido y finalmente, aunque pareciera que no iba a llegar, encontrase la fórmula para hacerlo. En la segunda partida sufrí con la Luz de nuevo, ya que mi rival llevaba un mazo Sith con cosas que hace mucho tiempo que no veía (El Corazón del Imperio, ni más ni menos) y aunque él no estaba teniendo mucha suerte con las unidades sí que me paró varios ataques con eventos, sobre todo con Force Stasis. La partida avanzaba y yo me había centrado en atacar su Agente del Emperador, que estaba con cuatro daños, y su El Resurgimiento, que estaba con tres. Necesitaba romper alguno para que lo repusiera y así poder atacar al tercero... y entonces él cometió un error, ya que se quedó sin defensores para atacarme y acelerar un poco el dial, supongo, y yo vi la posibilidad de destruir su Corazón del Imperio. Jugó un evento, no recuerdo cuál, que me hizo quedarme a un daño de ganar, pero la verdad es que yo ya estaba tranquilo porque difícilmente se me escaparía la partida. Lo único que necesitaba era un evento porque tenía al Skyhoper en mesa, pero no me hizo falta robar ya que él no pudo ganarme la Fuerza y así le hice el daño que faltaba. Decir también que él tuvo una mala suerte épica, ya que jugó los cuatro Give in to your anger, uno se lo anulé con un saboteador y en los otros tres descubrió Bibliotecas Sith, así que mi Leia pudo aguantar en mesa desde turno uno, y con un daño desde el segundo que me jugó un  Force Choke. Muy épico.


Darth Vid, Gylderon y Kylar.


En la tercera partida comenzó mi decadencia. Me enfrenté al que a la postre sería el campeón del torneo, Adeptus, pero en mi mano del DS después de mulligan no había unidades que pudiera jugar. Turno uno en blanco, y en turno dos tan sólo pude bajar un Gladiador que él ventiló oportunamente con un Rebel Assault. La partida no tuvo más historia, la jugó él prácticamente solo mientras yo miraba. La segunda tuvo más emoción. Reconozco que al ver sus objetivos,y que era un mazo Navy de naves insignia pensé que me venía bien, pues lo supuse lento y eso es la muerte contra mi Skyleiander. Pero lo llevaba muy bien construido, y pronto pude comprobar que podía desplegar más unidades que yo en cada turno, así que no iba a ser fácil. En un momento dado, yo le había destruido un objetivo, y le había hecho cuatro daños en otro; entonces él me ataca con todo a un solo objetivo, yo no entendí su acción y le dejé pasar. Él celebró su victoria pero yo le aclaré que era el segundo objetivo que me destruía y no el tercero, por lo que el dial subía a 11 y no a 12. Durante unos segundos me relamí mentalmente por su error, ya que sin defensores y sólo con lo que yo ya tenía en mesa más lo que pudiera venir la partida era mía; pero él recordó entonces la reacción del Devastador y resulta que tenía un recurso libre. Fin. Fue bonito mientras duró jajaja.





Algunos momentos del suizo
Llegó así el parón para la comida y no me sentó nada bien. La cuarta ronda fue con Leopold Hess y jugué fatal. Olvidé reacciones mías y del rival, hubo momentos en los que no veía lo que él tenía en la mesa (no digo ya la posibilidad de anticiparme a lo que tuviera en la mano) e incluso jugué mal un par de edge battles. Recuerdo especialmente haber metido la pata en un ataque con el DS; su Yoda tenía el Shi-Cho Training y yo sabía que me devolvería los daños, pero contaba con poder colocarle luego otro focus e inutilizarle en para su siguiente turno. Sin embargo, no habría siguiente turno ya que olvidé que estaba Qu-Rahn en mesa, con lo que le regalé las dos explosiones que necesitaba para ganarme la partida... Con otro 0-6 en contra no había opciones al top y en última ronda jugué con Saibot ya por el mero hecho de hacerlo. Un gran contraste entre el inicio arrollador y el tremendo empanamiento en que me vi sumido en las rondas vespertinas fue la sensación más destacada, pero al contrario que en otros torneos no me dejó mala sensación. Había ido allí a divertirme y eso es lo que estaba pasando, así que no tardé en apuntarme a un side event que estaban organizando porque para nada se me habían pasado las ganas de jugar. Cambio de mazos y al lío. He de decir que este side event me trajo la mejor partida de todo el fin de semana, mi rival llevaba un mazo Jedi puro (hacía mucho tiempo que no me las veía con los Owen, Kyle y Luke BtS en el mismo mazo) y yo el de Guri con Krrsantar. Creo que es una de esas partidas que todos queremos jugar alguna vez.


Premios del side event.
El día ya no daba para más, así que tocó volver a nuestro campamento base, pero haciendo un alto en el camino para cenar. La opción más sensata, por no repetir las pizzas del día anterior, fue el universal McDonald's, especialmente tras descubrir que había uno junto a la estación de tren. Por desgracia no fuimos los únicos que tuvieron esa idea...de hecho, diría que todo el mundo debió de tener esa idea, porque el local estaba literalmente abarrotado. Podríamos haber intentado llevárnoslo al hotel, pero muchos de nosotros no habíamos comido nada en todo el día (cuando se hizo el parón los restaurantes y puestos de comida estaban tan llenos que no nos habría dado tiempo) así que dimos cuenta de la cena en la misma calle. Después de eso, algunos quisieron entregarse al descanso, y otros quisimos salir a comprobar el ambiente de los pubs ingleses. No vamos a decir que nos corrimos un juergote de adolescencia, porque realmente nos tomamos una y a dormir, pero pasamos un rato divertido y estiramos un poco nuestro conocimiento de Birmingham. Además, había que celebrar la entrada en el top8 de Gylderon.




La parte nocturna de la expedición.

El domingo yo me lo tomé con mucho relax. El día anterior los jueces no nos pudieron asegurar que fuera a haber side event por la mañana, así que descansé bien, me duché y fui al Games Expo a media mañana. Aproveché para ver la zona de exposición y venta de juegos, que no había visitado aún,estuve dando vueltas a comprar o no el SW Legion por 50 libras y me hice con algunos regalos para la familia. 


Mis premios del Europeo. Las cartas que salen amarillas
son Halcones y el otro set de MTFBWY


Último side event del domingo.

Pero el domingo era el día de Gylderon, que a lo largo de la mañana fue pasando y pasando rondas, con el susto de tener que ir por el lower bracket, hasta plantarse en la final. Sí, ahí teníamos a todo un miembro del Valle como finalista del Europeo, con mazos diseñados por él mismo y dando una lección de cómo jugar a SW LCG. Gylderon venía de haber ganado todos los torneos en los que había participado en el último año, y en un momento compartió con nosotros el impresionante dato de que nunca se ha quedado fuera de un top en este juego. Y está en ello desde el principio. Ante todo esto solamente podemos felicitarle y alegrarnos una y otra vez por él, por el gran papel que hizo en este torneo y por haber compartido con él esta andadura no sólo en Birmingham, sino a lo largo de las veces que hemos podido cruzarnos en los torneos y aprender de él.





Varios momentos del top y de la final.
Gylderon con sus premios de Finalista
Gylderon con Adeptus. Finalista y Campeón. Enhorabuena a ambos.
La tarde del domingo la aprovechamos para montar un torneo "loco" entre nosotros en el hotel, con unas normas que podrían ser el ensayo para algo que organicemos en el futuro. Nos reímos mucho (las cervezas no tuvieron nada que ver) y además pudimos estrenar nuestras cartas de Replacement, que son una pasada. Y así, jugando, nos despedimos de este mágico fin de semana en el que unos cuantos amigos unidos por SW LCG quisimos vivir una experiencia única al menos una vez en nuestra vida. Y lo hicimos juntos, por supuesto, demostrando una vez más algo que, por mucho que se repita, no deja de ser menos cierto, que lo mejor de estar en esto es la gente que te encuentras, y los lazos que surgen en torno a una afición que a todos nos gusta y con la que disfrutamos en compañía. Gracias a Pavel, Ovión, Balion, Berith, Erebus, Soseth, Gylderon y Saibot por hacer de este fin de semana algo verdaderamente especial y único.

La Fuerza estará con nosotros...siempre.

1 comentario:

  1. Espectacular fin de semana! Lo mejor la compañía, lástima que al final ninguno nos llevamos el Europeo pero casi lo mejor el torneo loco del Domingo jejeje. Un abrazo a tod@s y a ver si nos encontramos en breve!

    ResponderEliminar